976 467 576
Administrador Zaragoza
Metodología de trabajo administración de fincas

Administrador de fincas Zaragoza

976 467 576

- Estamos en Zaragoza -

Gestión administrativa

Administración jurídica

Administrador de Fincas

¿En qué nos diferenciamos?

Servicio de urgencias 24 horas en adminitración de fincas

Servicio 24 horas

Cuidamos de Ud. las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Todos nuestros clientes disponen de un teléfono para la atención de cualquier urgencia, averia o siniestro que pudiera ocurrirles tanto en su Comunidad como en su propia vivienda.

Presupuesto gratuito

Presupuesto gratuito

Disponemos de un formulario complejo para que Ud. pueda solicitarnos un presupuesto totalmente gratuito.

Contamos con un equipo de profesionales en la administración de fincas que le facilitarán un presupuesto detallado.

Asesoramiento en casa

Administrador en casa

Les mostramos los vídeos realizados por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España.

Metodología de trabajo

Asesorías gratuitas

Protección de datos

Nueva tarifa TUR para las comunidades de vecinos
Tarifa regulada de gas para comunidades de vecinos

El coste de la calefacción se ha convertido en un auténtico motivo de preocupación para las comunidades de vecinos y usuarios particulares.

Un porcentaje significativo de comunidades optaron por la instalación de una calefacción central, de tal forma que comparten los gastos tanto de la instalación, como de consumo. Aunque, este último caso, es cada vez menos habitual debido a la progresiva implantación de sistemas de cálculo de consumo individualizado por vivienda.

Respecto a las tarifas de gas, hasta hace muy poco convivían varios tipos de tarifas, unas ofrecidas en el mercado libre por las distintas comercializadoras nacionales, y una tarifa regulada desde el Gobierno: la tarifa TUR

¿El inconveniente? Que solo podían acogerse a la tarifa regulada las viviendas que tuvieran un consumo anual inferior a 50.000 Kwh, algo inalcanzable para aquellas comunidades de vecinos con calefacción central.

Tarifa TUR: la más barata del mercado

La tarifa TUR es una tarifa que actualmente es considerablemente más económica en comparación con las tarifas en mercado libre, pudiendo llegar a ser entre dos y tres veces más barata, según la tarifa a la que se esté acogido.

Ello se debe a que es una tarifa regulada y limitada, lo que significa que su coste máximo está limitado y subvencionado por el Gobierno. Para ello, se han destinado 3000 millones que servirán para financiar la tarifa TUR, tanto para hogares individuales como en este caso, la nueva tarifa para comunidades de vecinos.

Por eso, ha habido un incremento exponencial de usuarios que se han trasvasado a esta tarifa regulada. Algo que, hasta hace muy poco, no podían hacer las comunidades con calefacción central, al superar los límites establecidos de consumo.

Han sido muchas las voces que han pedido que se eliminase esta limitación, ya que, ante el elevado coste del gas para calefacción, muchas comunidades incluso se han planteado (y en algunos casos aprobado) la no puesta en marcha de la calefacción de este año. Todo ello debido a que el coste podría ser inasumible para los propietarios.

¿En qué consiste la nueva Tarifa de Último Recurso (TUR) para comunidades de vecinos?

La nueva tarifa TUR de Ahorro vecinal ha sido a probada a través de un Real-Decreto de fecha de 18 de octubre.

Está destinada a aquellas comunidades de vecinos de viviendas de uso residencial con un consumo anual que supere los 50.000 kwh.

La duración de esta tarifa se ha fijado en primer término, desde el 20 de octubre de 2022 hasta finales del año 2023.

Se concretará a través de un descuento en el recibo del gas de la comunidad.

Requisitos para acogerse a la tarifa TUR para comunidades

Para acogerse a esta nueva tarifa TUR, las comunidades deben cumplir una serie de requisitos, como son:

  • Se debe estar al corriente de pago de todas las facturas pendientes con la comercializadora que tengan en la actualidad.
  • La caldera debe estar al día en cuanto a revisiones obligatorias.
  • Contar con repartidores individuales de consumo de calefacción antes del 30 de septiembre del año 2023. Si aún no disponen de los mismos, la comunidad deberá presentar un acuerdo de la junta acordando su instalación dentro del plazo. En caso de incumplirse deberían devolver el 25% del coste ahorrado.

¿Cómo se realiza el cambio a la TUR?

Esta nueva tarifa debe solicitarse por el presidente de la comunidad o un representante válido. La solicitud debe hacer a una de las comercializadores que actualmente tienen la TUR como opción. Estas son en la actualidad: Endesa, Iberdrola, Naturgy y TotalEnergies.

El ahorro del coste de calefacción gracias a acogerse a la tarifa de TUR puede suponer para las comunidades de hasta un 50%, por lo que huelga decir que se trata de un cambio que interesa a todas ellas.

Respecto al ahorro de coste de energía, también le recordamos que se pueden emprender otras medidas adicionales que contribuyan a rebajar los costes para la comunidad. En nuestro despacho de administración de fincas, colaboramos estrechamente con diversas empresas que pueden ayudarles ahorrar en costes energéticos. No duden en consultarnos.


Consejos para comunidades de vecinos y particulares para ahorrar en calefacción este invierno

Sin duda, la búsqueda del ahorro energético este invierno será una de las cuestiones de mayor relevancia tanto para usuarios particulares como para las propias comunidades de vecinos.

Consejos para ahorrar calefacción en comunidades y viviendas

La escalada imparable en los precios del gas y otros combustibles utilizados para la calefacción vendrá acompañada con un aumento considerable del importe de las facturas. Por eso, más que nunca, es necesario que, tanto comunidades como los propios vecinos, adopten medidas de ahorro energético en la calefacción.

¿Cómo pueden ahorrar en calefacción las comunidades de vecinos?

Existen una serie de recomendaciones que, en caso de seguirse, pueden ayudar a reducir de una forma drástica el coste de la calefacción central.

  • Lo primero de todo es centrarnos en la caldera. Una caldera antigua ofrecerá un menor rendimiento que una caldera más moderna, ya que estas últimas proporcionan el mismo poder calorífico, pero con menos gasto energético. Por eso, siempre que sea posible, la comunidad deberá plantearse el cambio de este componente vital para la calefacción comunitaria.
  • Evaluar el aislamiento térmico del edificio y corregir deficiencias, así como valorar la instalación de sistemas como SATE. Esto es muy importante, ya que un mal aislamiento conlleva un mayor gasto energético y una disminución del confort térmico dentro del edificio.
  • Reducir la temporada de calefacción. Por supuesto, siempre que la climatología lo permita, podemos retrasar el comienzo de la temporada de calefacción y adelantar su fin.
  • Así como podemos reducir la duración de la temporada, también se puede plantear reducir el horario diario de puesta en marcha de la calefacción, bien retrasasando la hora de inicio en la franja de la mañana o de la tarde, o bien acortando el periodo de fin.
  • Reducir en algún grado la temperatura de la instalación también puede ayudar a disminuir de forma significativa el consumo. En instalaciones modernas se pueden instalar sondas exteriores que tengan en cuenta la temperatura ambiente real. De esta forma, la instalación solo se enciende cuando es realmente necesario.
  • Estudiar instalaciones alternativas que puedan optimizar los costes, como es el caso de la aerotermia.
  • Evaluar las diferentes ofertas disponibles en el mercado para elegir la más conveniente. También puede ser interesante para la Comunidad, que la compañía elegida permita fraccionar el pago.

Cómo ahorrar calefacción dentro de la vivienda

Además de las medidas que se adopten a nivel de la comunidad de propietarios, es importante maximizar el ahorro en calefacción de forma particular adoptando una serie de buenas prácticas:

  • Lo primero en que debernos fijarnos es en la instalación. Los radiadores más antiguos emiten menos calor, por lo que, si es posible, es muy aconsejable cambiarlos. Además, deberemos siempre purgarlos debidamente antes de que comience la temporada de encendido de la calefacción. Cuando estén en marcha debemos evitar taparlos con objetos o incluso evitar usar cubreradiadores, que pueden llegar a reducir su potencia.
  • El aislamiento de la vivienda es clave si queremos conseguir el máximo confort con el menor coste posible. Cuando sea posible, cambiar las ventanas y cerramientos por sistemas más modernos puede suponer una gran diferencia. También podemos hacer uso por ejemplo de burletes, que ayudan a aislar ventanas y puertas del frío del exterior.
  • Aunque parezca una obviedad, debemos tener encendida la calefacción solo cuando estemos en casa. De lo contrario estaremos consumiendo energía innecesariamente.
  • Tenemos que ser conscientes de que no se debería ir en casa excesivamente fresco. Si nos abrigamos, la temperatura a la que tendremos que poner la calefacción será mucho menor, con el consiguiente ahorro de energía y dinero.
  • Ajustar la temperatura de confort: la temperatura recomendada de día está en torno a los 19 o 20 grados. Por la noche, cuando estamos más abrigados, se recomienda en torno a los 15-17 grados. Tengamos en cuenta que una variación de un grado puede suponer hasta un aumento de un 10% del gasto.
  • Ventilar lo justo. Si bien ventilar diariamente es necesario y saludable, debemos hacerlo el tiempo preciso, para que escape el menor calor posible. Habitualmente, es suficiente con 10 minutos. Por supuesto, es preferible hacerlo cuando la calefacción no está encendida para evitar pérdidas innecesarias de calor.
  • Si hay zonas o habitaciones de la casa que apenas usamos, podemos optar por cerrar sus radiadores para evitar el desperdicio energético.
Finalmente, si disponemos de calefacción individual, cambiar la caldera por una caldera moderna de condensación, también nos ayudará a ahorrar, ya que son significativamente más eficaces.

Aunque la subida del importe de la calefacción parece inevitable, sí que podemos contribuir de forma significativa a reducir el consumo, adoptando una serie de medidas de ahorro energético. Esto no solo supone un claro ahorro económico sino que, además, tiene su reflejo en la mejora del Medio Ambiente.

Como administradores de fincas, podemos ayudar a su comunidad a adoptar las medidas de ahorro energético más efectivas. No dude en consultarnos.

 

 

Cómo ahorrar en la factura de la luz de la Comunidad de vecinos
Ahorrar factura de la luz en la comunidad de vecinos

El creciente aumento del coste de la electricidad no solo preocupa a nivel particular a cada hogar, si no que también está afectando de forma muy significativa a las comunidades de vecinos.

Los propietarios están viendo como el importe de la factura de la luz no deja de subir. De hecho, la subida ha sido tan considerable que hay comunidades que deben aprobar derramas especiales para cubrir el importe de las facturas de luz.

Aunque siempre es buena idea mantenerse informado sobre qué tarifa de luz es más económica para la comunidad de vecinos, lo cierto es que ahora es casi imperativo buscar las alternativas más baratas que permitan ahorrar lo máximo posible.

¿Es posible ahorrar en la factura de la luz de la comunidad?

Habitualmente, son el Presidente de la comunidad o el Administrador quiénes se pueden encargar de revisar las ofertas existentes en el mercado, para seleccionar la más conveniente para la comunidad. Para ver de qué forma se puede reducir el importe de la factura de la luz, se deben tener en cuenta una serie de cuestiones:

  • Comprobar que la potencia contratada es suficiente para las necesidades energéticas de la comunidad. Habitualmente las potencias suelen oscilar entre los 10 kW y los 15 kW, aunque pueden ser más, dependiendo del tamaño de la comunidad, número de ascensores, tipo de iluminación etc. Es importante que se revise este extremo ya que la potencia contratada puede estar sobredimensionada, lo que haría que la factura de la luz subiera cada mes de forma innecesaria. Si es posible, bajarla puede suponer un buen ahorro en la factura final.
  • Además, puede ser interesante revisar en qué periodos durante el día se realiza más consumo ya que con esto podemos ver si nos convienen tarifas con distintos tramos y precios, o no.
  • Tener en cuenta los distintos tipos de tarifas en mercado libre ya que habitualmente pueden ofrecernos el cobro por energía consumida o bien proponernos una tarifa fija, que, según las circunstancias, puede resultar más interesante. Además, en algunas se pueden incluir descuentos anuales o un servicio de mantenimiento que puede resultar útil.

Para que se evalúen en detalle todos los condicionantes que pueden afectar al consumo de luz, así como las particularidades de la comunidad, puede resultar interesante contar con los servicios de un asesor especializado, que será quién se encargue de realizar un informe pormenorizado de estos aspectos. La información recopilada será de gran ayuda para que la comunidad adopte decisiones a este respecto.

Consejos para ahorrar luz en la comunidad de vecinos

En cualquier caso, además de revisar las actuales tarifas de electricidad para comunidades, no está de más revisar las instalaciones comunes y adoptar todas aquellas medidas que puedan ayudar a ahorrar luz en la comunidad, por ejemplo:

  • Revisar la iluminación y reemplazarla por iluminación tipo LED, cuyo consumo es mucho menor que el tradicional (hasta un 80% menos). Esto podemos aplicarlo tanto en iluminación interior como en la exterior.
  • Instalar sensores de movimiento para que la luz solo se encienda cuando sea necesario, es decir, cuando haya algún vecino en la zona. De esta forma nos evitamos que todas las luces estén permanentemente encendidas las 24 horas.
  • Instalar sensores de iluminación, que desactiven la iluminación artificial cuando detecten que hay suficiente luz natural.
  • Revisar periódicamente el sistema eléctrico y todos sus componentes para detectar y resolver posibles fallos en la instalación. También es conveniente limpiar de forma periódica todas las fuentes de luz para que trabajen al máximo rendimiento.

Si surgen dudas acerca de la tarifa de luz vigente en la actualidad en tu comunidad y de si hay opción a cambiarla a otra mejor, te recomendamos que contactes con tu Administrador de fincas, quién podrá proporcionarte la información que necesitas.

Ayudas de los fondos Next Generation para comunidades de vecinos
Ayudas para comunidades de vecinos para la eficiencia energética

La pandemia de Covid-19 supuso un frenazo importante en la economía mundial, y, específicamente, en la de todos los países miembros de la UE.

Para contrarrestar los efectos de esta, el Consejo Europeo acordó la puesta en marcha de un instrumento de carácter temporal que permitiera la inversión en todos los estados miembros para acelerar la recuperación e invertir a futuro en esta.

Fruto de ello se aprobó el Fondeo de Recuperación “Next Generation”

¿Qué son los fondos Next Generation?

Se trata de un fondo económico de carácter extraordinario y temporal, que podrá estar dotado de hasta 800.000 millones de euros, que se reparten entre todos los Estados miembros de la Unión Europea.

Su objetivo es paliar los daños derivados de la pandemia en el ámbito tanto económico como social.

Este fondo se divide en varias partidas:

  • MRR (Mecanismo de recuperación y Resiliencia): a través de préstamos y subvenciones se persigue como objetivo que la economía europea sea más resiliente y sostenible, y salga fortalecida ante los retos futuros.
  • REACT-UE (Ayuda a la recuperación para la cohesión y territorios de Europa). Estamos ante un mecanismo que amplía y complementa las respuestas adoptadas en primer término ante la crisis generada por la pandemia. Este fondo se reparte entre varios: Fondos Europeo de Desarrollo Regional, Fondo Social Europeo y fondo de Ayuda Europea para las personas más desfavorecidas.

De estos fondos, y según los conceptos y partidas, podrán beneficiarse tanto pymes y grandes empresas, como particulares y, en el caso que nos ocupa, las Comunidades de vecinos.

¿Cómo puede beneficiarse mi comunidad de estos fondos?

Dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que forma parte del Fondo Next Generation, las comunidades de propietarios pueden solicitar ayudas para las obras de rehabilitación del edificio.

El objetivo principal de dichas obras debe ser la mejora de la eficiencia energética para toda la comunidad:

  • Reduciendo en, al menos, un 30% el consumo de energías no renovables, como puede ser el carbón, gas o petróleo.
  • Reduciendo entre un 25 y un 35% el consumo de refrigeración o calefacción.

Esto puede conseguirse por ejemplo a través de la realización de obras de rehabilitación que impliquen una mejora del aislamiento o la instalación de energías renovables, como placas solares.

¿Qué porcentaje de las obras se subvenciona?

El porcentaje asignado para las obras puede variar en función del ahorro energético que se consiga. Por tanto, el porcentaje de las subvenciones varían entre un 40% y un 80%. En casos excepcionales, como comunidades de propietarios en situación de vulnerabilidad, este porcentaje podría alcanzar el 100%

Como se solicitan las ayudas

Antes de solicitar las ayudas, es preciso que se haga un estudio profesional previo por parte de un agente rehabilitador. 

Los agentes rehabilitadores son profesionales especializados que se encargan de evaluar la situación de la comunidad en cuanto a eficiencia energética se refiere y plantear las obras necesarias para su mejora.

No solo se encarga de la realización de un informe detallado sobre el plan de actuación necesario para acometer las obras de rehabilitación, sino que también se encargará de la tramitación de las ayudas.

Desde nuestro despacho de administración de fincas de Zaragoza, ayudamos a las Comunidades de vecinos a iniciar los trámites necesarios para la realización de obras de rehabilitación, y la solicitud de las correspondientes subvenciones.

No duden en consultarnos sobre todas las opciones.


Viviendas de alquiler turístico: ¿puede prohibirlas la comunidad?

Prohibir pisos turísticos de alquiler
El uso de una vivienda para el alquiler turístico es una actividad en auge desde hace unos años. En algunas ocasiones, surgen conflictos entre los intereses de los propietarios que eligen esta fórmula para sacar rendimiento monetario a su propiedad, y el interés del resto de vecinos de la Comunidad, que temen que se altere la buena convivencia.

¿Qué son los pisos turísticos?

Los denominados pisos turísticos son viviendas cuyo destino principal es el del alquiler de corta estancia, para personas que hacen turismo o tienen que residir durante pocos días en la población. Muchos de estos pisos son propiedad de empresas dedicadas a esta actividad, pero, en otras ocasiones, son los propietarios particulares quiénes destinan su vivienda a tal fin.

Las viviendas destinadas al alquiler turístico han de estar debidamente registradas y cumplir con una serie de normativas para que se consideren legales.

Requisitos para ser un piso turístico

Los pisos turísticos, para ser considerados como tal, deben cumplir una serie de requisitos:

  • El inmueble debe ser de uso residencial.
  • La vivienda debe estar completamente equipada, lista para su uso.
  • El periodo de cesión/alquiler a una misma persona debe ser de por un tiempo igual o inferior a un mes. Se trata de un servicio de alojamiento, no una residencia habitual, como podría ser el caso de un alquiler convencional.

Hay supuestos en los que no se puede destinar una vivienda a este uso, por ejemplo:

  • Las destinadas al alquiler por habitaciones. Las viviendas de uso turístico deben alquilarse completas.
  • Cuando no haya cédula de habitabilidad o licencia de primera ocupación.
  • En caso de existir la prohibición expresa en los Estatutos de la comunidad de propietarios.

Además, una persona que quiera usar su vivienda para el alquiler turístico deberá realizar una declaración responsable de viviendas de uso turístico ante la Administración provincial competente en materia de turismo.

¿Puede impedir la comunidad de propietarios que alguna de las viviendas se use para el alquiler turístico?

La existencia de viviendas destinadas al uso turístico en comunidades de vecinos es una cuestión que preocupa a algunos residentes. En muchas ocasiones estas no generan problemas, pero en otros puede ser un foco de molestias por el constante trasiego de personas. Además, se generan otras preocupaciones relacionadas con:

  • La seguridad dentro de la comunidad, al permitir acceso a muchas personas ajenas a la misma.
  • El aumento de los gastos de los servicios de la comunidad (luz, limpieza, zonas comunes etc.)

Por eso, en algunas comunidades se plantea la posibilidad de limitar el uso de las viviendas para uso turístico.

A raíz de la entrar en vigor del Real Decreto-Ley 7/2019 se reconoce para las Comunidades de Propietarios la posibilidad de que puedan acordar que se prohíba el alquiler turístico.

Esta prohibición puede constar en el título constitutivo o los Estatutos de la Comunidad, aunque no es el caso más habitual.

Cuando esta limitación no consta, deberá adoptarse un acuerdo para tal fin. Será necesario que este acuerdo cuenta con el voto de las 3/5 partes del total de los propietarios (y que supongan las 3/5 partes de las cuotas de participación

Hay que tener en cuenta que este acuerdo afectará a los propietarios que, a partir del mismo, quisieran destinar su vivienda para esta actividad de alojamiento turístico, pero no a quiénes lo venían haciendo, ya que no tiene carácter retroactivo.

Será necesario expedir un certificado en el que conste este acuerdo y presentarse en el Registro de la Propiedad para que los futuros adquirientes de una vivienda en la comunidad sean conocedores de esta limitación.

Por supuesto, para alcanzar el acuerdo, será necesario convocar una Junta de propietarios, en las que este figure en la orden al día para su discusión y posterior votación.

Sabemos que esta cuestión puede generar bastante incertidumbre en algunos propietarios. 

Por eso, desde nuestro despacho de administración de fincas de Zaragoza, resolveremos todas las dudas que puedan surgir acerca de esta cuestión y les explicaremos de qué forma puede actuar la Comunidad de Vecinos frente a cualquier circunstancia que se presente relativa a las viviendas de uso turístico.

Dudas sobre la tenencia de mascotas en la Comunidad de Vecinos
Actividades molestas: mascotas en la comunidad de vecinos

Es una realidad que cada vez más personas conviven con mascotas en su hogar. Sin duda su compañía beneficia a ambos, pero, en determinadas circunstancias, la tenencia de mascotas puede ser una fuente de conflictos vecinales en la Comunidad.

Tener una mascota implica para la persona responsable de la misma, una serie de obligaciones. Por supuesto una de las más importantes es la de proporcionarle el bienestar necesario como “ser sintiente” que es, tal y como s reconoce en la reciente Ley 17/2021.

Pero, también debe procurar que esta no ocasione molestias o daños a otras personas, animales o bienes materiales.

Antes de tener una mascota, tenemos que asegurarnos de si existen ordenanzas municipales en nuestro Ayuntamiento acerca de la tenencia de animales domésticos. Además, en algunas comunidades de vecinos, es posible que, a través de los estatutos, esté prohibida su tenencia (con la excepción de los perros guía).

Si además residimos en una vivienda arrendada, deberemos asegurarnos de que nuestro contrato de alquiler no incluya una clausula expresa de prohibición de tenencia de animales domésticos. En caso de contravenirla, podríamos enfrentarnos a la posibilidad de que el propietario nos inste a abandonar la vivienda.

Problemas generados por las mascotas en las comunidades de propietarios

Aunque en la inmensa mayoría de los casos la convivencia es pacífica, hay situaciones en las que se pueden generar conflictos sobre todo por los ruidos que generan, especialmente los ladridos de los perros, orines y excrementos en zonas comunitarias o animales sueltos por las zonas comunes.

Todos ellos pueden considerarse como actividades molestas y, por tanto, la Comunidad, a través de su presidente/a puede hablar con la persona responsable para que tome las medidas necesarias para acabar con la situación. Si esto no surtiera efecto, es posible recurrir a la vía judicial, siendo ya el Juez quién determinase qué acciones se llevarán a cabo para cesar con las actividades molestas.

Preguntas frecuentes sobre la tenencia de mascotas en la comunidad

Referente a la tenencia de mascotas en la comunidad, hay preguntas que se repiten de forma reiterada. Aquí damos respuesta a las más habituales:

¿Puede una mascota subir en el ascensor?

En realidad, no existe ninguna normativa específica que impida que una mascota suba en el ascensor. Debemos tener en cuenta eso sí que un animal, cuando transite por las zonas comunes, debe ir siempre con su propietario/a, debidamente atado y con las medidas de seguridad establecidas (por ejemplo, bozal en algunos casos)

En estas situaciones, hay que apelar a la buena voluntad y la educación de todos/as. Si, por ejemplo, una persona no desea subir con otra y su mascota a la vez, es habitual que esta le ceda el turno para usar el ascensor.

¿Cuántas mascotas se pueden tener en una vivienda?

Como decíamos al comienzo, una de las obligaciones principales de todo propietario/a de mascotas en mantenerlos en unas condiciones de higiene, alimentación etc. adecuadas. Por estas razones y por otras relacionadas con la generación de molestias como ruidos y olores, es por lo que muchas Comunidades Autónomas limitan el número de mascotas que se pueden tener en una misma vivienda, por lo que tendremos que tener en cuenta dicha normativa.

Como vemos, la tenencia de mascotas, si bien habitualmente no suele generar ningún problema, en algunos casos puede ser una fuente de conflictos vecinales. Una vez más, apelamos a que los propietarios/as de dichos animales sean responsables tanto con el bienestar de su mascota como para el del resto de vecinos, para evitar posibles molestias.

Si existiera algún conflicto, recomendamos que sea el presidente de la Comunidad en primera instancia quién trate de solucionarlo por la vía amistosa. Solo en caso de que esto no sea posible, es posible hacer valer nuestros derechos por la vía judicial.

En nuestro despacho de administradores de Fincas de Zaragoza, encontrará respuesta y asesoramiento para todo tipo de cuestiones relacionadas con la generación de molestias en la Comunidad. No dude en consultarnos.

 

Preguntas frecuentes sobre los ruidos molestos en la Comunidad de Vecinos
Preguntas frecuentes problemas de ruidos en la comunidad

Si de algo somos conocedores los administradores de fincas, es del gran volumen de consultas que recibimos por temas de ruidos en la comunidad.

Los ruidos molestos producidos por algunos vecinos, suponen un auténtico quebradero de cabeza en muchos hogares. Tal es así que se calcula que en España, uno de cada cinco hogares sufre este problema, bien producido por otros vecinos o bien derivado de ruidos provenientes del exterior.

Pero, la pregunta es ¿Qué podemos hacer si sufrimos por ruidos en la comunidad?

Preguntas frecuentes sobre ruidos en la Comunidad de vecinos

En una serie de artículos, vamos a dar respuesta a las consultas más habituales que nos suelen llegar relativas a esta cuestión.

En primer lugar ¿qué se puede considerar como ruido molesto?

Lógicamente, cuando vivimos en comunidad, aceptamos que hay una serie de ruidos que escucharemos a lo largo del día. Se trata de los ruidos habituales producidos por actividades normales que llevan a cabo los vecinos. 

No encontramos una definición exacta en la Ley acerca de qué puede considerarse una actividad molesta. En este caso, debemos tener en cuenta lo que nos dice la jurisprudencia al respecto: se ha de tratar de una actividad continuada, que genere incomodidad en los habitantes del inmueble y que a su vez genere un conflicto vecinal derivado de estas molestias.

Asimismo, ha de tenerse en cuenta lo que establece la normativa (Ley de Propiedad Horizontal) respecto a qué actos no están permitidos por parte de propietarios o inquilinos de un piso o local: 

  • Actos prohibidos expresamente en los Estatutos de la Comunidad
  • Actos que produzcan daños en el inmueble
  • Actos que contravengan la normativa relativa a actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.

Ruidos y molestias generados por los pisos turísticos

En muchas comunidades encontramos pisos destinados al arriendo, caracterizados por que pueden albergar a un alto número de residentes que no en todas las ocasiones respetan las mínimas normas de convivencia vecinal. Esto puede generar molestias para el resto de vecinos. Hablamos de los pisos turísticos, de estudiantes o los denominados “pisos patera”

¿Cómo actuar?

Cuando nos encontremos ante una situación así, en primer lugar, conviene apelar a la vía amistosa para resolver el conflicto, bien hablando con los propios residentes o bien con el propietario del inmueble, para quien sea quién dialogue con ellos.

Cuando la vía amistosa no haya surtido efecto es hora de emprender otras acciones. 

Como solución intermedia podemos recurrir a las regulaciones que cada vez son más comunes por parte de Administraciones locales y autonómicas. Se trata de una vía previa la judicial, que sería la última opción cuando todas las demás no han funcionado, y, huelga decirlo, la más onerosa.

Por tanto, recomendamos que, en primer lugar, el presidente/a de la comunidad, por iniciativa propia o a instancias de alguno de los propietarios afectado por los ruidos, requiera al propietario del inmueble y sus ocupantes para que cesen la actividad molesta y que les advierta de que, en caso de no ser así, se emprenderán las medidas legales oportunas.

Si el presidente de la comunidad no actuase, puede ser el propietario/s afectado/s quiénes por propia iniciativa soliciten medidas judiciales para que cese esta actividad molesta.

Ruidos producidos por la maquinaria del ascensor

Aquellos que viven en un último piso o ático a veces sufren las molestias derivadas del ruido que produce la máquina del ascensor. Un ruido que puede producirse a cualquier hora del día y de la noche. Fundamentalmente es en las horas nocturnas donde existe el mayor problema, ya que puede incluso impedir el correcto descanso de los inquilinos.

¿Cómo actuar?

El inquilino del inmueble debe comunicarlo al presidente de la Comunidad de propietarios para que se actúe para solucionar el problema.

Si no se actúa debidamente y el problema persiste, el vecino deberá contactar con el Ayuntamiento para pedir que se haga una medición del ruido y comprobar si este supera los niveles máximos permitidos por la Ordenanza de Ruidos, la normativa autonómica o estatal que aplique.

En el caso de que se supere este nivel máximo de ruido, se procederá a la apertura de un expediente con el objetivo de que la Comunidad solucione el problema. Además, la Comunidad puede enfrentarse a una multa e incluso, en ocasiones, dependiendo la gravedad de la molestia, puede decretarse el precinto del ascensor hasta que se subsane el problema.

Utilización de zonas comunes: horarios y usos

Las instalaciones comunes destinadas al ocio, como puede ser la piscina, pistas de tenis, gimnasio etc. habitualmente tienen unos horarios establecidos previamente por la Comunidad de vecinos, que deben ser respetados.

Si se desean modificar estos horarios, deberá ser siempre con la aprobación de la Comunidad, nunca puede ser una decisión unilateral del Presidente. 

En cualquier caso, estos horarios y los acuerdos que se lleven a cabo respecto a las instalaciones comunes, deben respetar las normativas correspondientes: Ley de ruidos y Ley de Propiedad Horizontal.

¿Cómo actuar?

Es muy importante que la Comunidad de vecinos, si aún no lo ha hecho, establezca una normativa clara en lo que respecta a los horarios, usos, turnos de uso, aforos, posibilidad de acceso para terceras personas etc. para todas las zonas comunes.

Si aún no se ha hecho, es posible convocar una junta extraordinaria para hacerlo, solicitándolo al Presidente. Si esta convocatoria no llega a realizarse, los propietarios pueden hacerlo de “motu proprio” siempre y cuando recaben el apoyo el 25% de los propietarios que representen, los cuáles, a su vez, representen un mínimo del 25% de los coeficientes de participación.

Como se ve, el tema de ruidos y realización de actividades molestas puede ser algo complejo. Por eso, siempre es bueno contar con el apoyo de un administrador de fincas, experimentado en todo tipo de conflictos vecinales, para que nos asesore debidamente sobre la mejor forma de actuar en cada caso.




Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información