976 467 576
Junta de Propietarios: cuestiones a tener en cuenta

Junta de Propietarios: cuestiones a tener en cuenta

Uno de los principales acontecimientos que rigen la vida principal de la Comunidad de propietarios es la celebración de una Junta. Aunque la cuestión pueda parecer poco trascendental, lo  cierto es que hay varios aspectos importantes que deberemos saber para así actuar conforme indica la Ley y, de esta forma, evitar posibles irregularidades. Vamos a analizar con más detalle cuáles serían esos aspectos a tener en cuenta de forma previa.

Requisitos para la celebración de la Junta de Propietarios

Pasos para celebrar una Junta de Propietarios

El primer paso para celebrar la Junta será elaborar un orden del día con los asuntos que se van a tratar; dichos asuntos estarán incluidos dentro del documento de citación. El documento puede exponerse de forma pública en algún lugar común de la Comunidad, aunque lo recomendable es que se envíe de forma individual al domicilio de de cada propietario. De esta cuestión suele encargarse el Administrador de Fincas, quien realizará el citado documento y se asegurará de hacerlo llegar a los propietarios.

Una vez hecho esto, el siguiente punto importante es controlar la asistencia y participación de los propietarios. Recordemos que solo puede existir una persona en representación de una vivienda.  En este sentido, recomendamos comprobar la identidad de los asistentes y tomar nota de la misma. De este modo, evitaremos errores o reclamaciones posteriores.

A la hora de celebrar la Junta propiamente dicha, reiteramos que los temas a tratar y debatir serán los que se hubiera especificado en el orden del día, de forma que no podrán votarse asuntos que no estuvieran originalmente previstos

Mayoría necesaria para la aprobación de acuerdos

En referencia a los asuntos a tratar en la junta, uno de los aspectos clave es conocer cuál es la mayoría necesaria para aprobar válidamente los mismos. Una vez más, el papel del Administrador es importante llegados a este punto, pues podrá informarnos adecuadamente de ello y resolver las dudas que surjan ya que las mayorías necesarias y requisitos para la adopción de acuerdos son variables en función del asunto sobre el que se deba tratar.

Tras la celebración de la Junta, que puede ser más o menos extensa en función del número de propietarios y de los asuntos que se hayan tenido que tratar, se producirá la elaboración del Acta, que después será enviada a los propietarios. Conviene que esta redacción se haga de forma clara y concisa, indicando las circunstancias que señala el artículo 19.2 de la Ley de Propiedad Horizontal:

  • La fecha y el lugar de celebración.
  • El autor de la convocatoria y, en su caso, los propietarios que la hubiesen promovido.
  • Su carácter ordinario o extraordinario y la indicación sobre su celebración en primera o segunda convocatoria.
  • Relación de todos los asistentes y sus respectivos cargos, así como de los propietarios representados, con indicación, en todo caso, de sus cuotas de participación.
  • El orden del día de la reunión.
  • Los acuerdos adoptados, con indicación, en caso de que ello fuera relevante para la validez del acuerdo, de los nombres de los propietarios que hubieren votado a favor y en contra de los mismos, así como de las cuotas de participación que respectivamente representen.

Los acuerdos serán aplicables desde el momento de su adopción, salvando el hecho de que hubiera impugnaciones por parte del propietario o propietarios que lo considerasen oportuno. En ese caso, será el Administrador quien nos indique cuál será el procedimiento a seguir.

Finalmente, las Actas de todas las reuniones que se hayan ido celebrando quedarán recogidas en el Libro de Actas. Dicho Libro es obligatorio para todas las Comunidades y deberá estar adecuadamente legalizado, tal como señala el artículo 19.1 de la Ley de Propiedad Horizontal: Los acuerdos de la Junta de propietarios se reflejarán en un libro de actas diligenciado por el Registrador de la Propiedad en la forma que reglamentariamente se disponga.

En caso de que existiera algún problema (Libro sin legalizar, hojas que hubieran desaparecido, etc) sería conveniente consultar a nuestro Administrador, que nos ayudará a gestionar las incidencias.

Como vemos, la realización de una Junta de vecinos es un aspecto que, pese a ser cotidiano, incluye diversos supuestos y formalidades que se deben respetar. 

En la práctica, la mayoría de Comunidades suelen recurrir a los Administradores para que les asistamos con este asunto, pues de esta forma se agiliza el procedimiento y se pueden resolver dudas, cuando las haya. 

Por eso, le recordamos que nuestro Despacho de Administradores de Fincas de Zaragoza, se encuentra siempre disponible para cualquier consulta que quiera hacernos llegar. Si lo desea, puede solicitar cita previa con nosotros por teléfono o a través de internet, y le daremos respuesta de forma totalmente personalizada.



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información